El control biológico de plagas – ¿Qué es?

A bright red ladybird sits on a green leaf
Las mariquitas a menudo son usadas como agentes de control biológico de insectos plaga, incluyendo a los pulgones. © Quartl/vía wikipedia - CC BY-SA 3.0

 

Control biológico (o ‘biocontrol’) es el uso de organismos vivos y compuestos de origen natural (o aquellos idénticos a como se presentan en la naturaleza) para el control de poblaciones de plagas y enfermedades. 

El IBMA (Asociación Internacional de Fabricantes de productos para el Biocontrol) define a los productos de biocontrol como:  

Herramientas que se originan en la naturaleza, que tienen un bajo impacto en la salud humana y el ambiente y se utilizan en el control de plagas, malezas y enfermedades. 

Este enfoque ha sido utilizado con éxito durante más de 100 años con el fin de manejar la proliferación de las plagas, proteger los cultivos y restablecer el equilibrio de los ecosistemas y los hábitats. 

El control biológico de plagas como una alternativa natural al uso de plaguicidas 

El control biológico hace uso de tecnologías naturales para el control de plagas de una manera ambientalmente segura. Cuando es usada de manera correcta, puede permitir a los productores reducir el uso de productos químicos sintéticos, los cuales pueden tener un impacto devastador y negativo en los seres humanos, la vida silvestre, la salud del suelo y la producción de cultivos. 

Algunas plagas son especies invasoras o plagas no nativas que se han desplazado de un lugar a otro sin que sus enemigos naturales puedan ejercer control, lo que significa que estas se reproducirán de forma incontrolable. En CABI, se ha demostrado que el control biológico es una forma eficaz para el control de las especies invasoras o no nativas a través de un método llamado Manejo Integrado de Plagas (MIP) Manejo Integrado de Plagas (MIP)  

¿Cuál es el objetivo del control biológico de plagas y quienes deberían utilizarlo? 

El objetivo del control biológico es brindar a los agricultores un mecanismo de protección de sus cultivos del efecto de plagas y enfermedades no deseadas, sin poner en peligro a los humanos, sin causar daños a la vida silvestre y evitando la aparición de la resistencia de plagas. Puede usarse como un método de ataque rápido o como forma de promoción de la inmunidad en el sistema de cultivo. También se considera un método adecuado para aquellas personas interesadas en la agricultura orgánica y sostenible. 

¿Por qué se considera necesario el control biológico de plagas?

A close-up of the biocontrol agent Trichoderma viride
Trichoderma viride (arriba) es un hongo que actua biofungicida. Se puede utilizar como método de biocontrol para suprimir enfermedades causadas por hongos patógenos. Foto de CABI

Los métodos de control biológico están ganando popularidad debido a los problemas de seguridad (ambiental, vida silvestre y humanos) y resistencia a las plagas relacionados con los plaguicidas químicos convencionales.  

Además, el aumento en la popularidad entre los consumidores sobre la necesidad de comprar alimentos orgánicos y/o con bajo contenido de residuo de plaguicidas ha dado como resultado un aumento en el interés por la búsqueda de métodos más naturales de control de plagas.  

Reducir el uso de insumos químicos sintéticos  

Los plaguicidas sintéticos pueden tener efectos perjudiciales sobre una amplia variedad de aspectos relacionados con la agricultura. Pueden alterar la vida del suelo, lo que limita los procesos básicos de crecimiento y vigor de las plantas, pueden dañar la vida silvestre dentro y en zonas vecinas de la granja y contaminar los cuerpos de agua. 

La vida humana también puede verse afectada por plaguicidas sintéticos, especialmente los más tóxicos, tanto por exposición directa en la granja y por contaminación del agua potable como indirectamente cuando ocurren pérdidas en cultivos debido a la resistencia de las plagas, afectando los medios de vida. 

Nuevas plagas y enfermedades  

El incremento del comercio y la proliferación de viajes entre los diferentes países han provocado que algunas especies no autóctonas puedan invadir nuevos lugares, lo que ha causado estragos en ecosistemas autóctonos con un frágil equilibrio. Los depredadores, patógenos y competidores naturales que funcionan como controladores de las plagas y enfermedades no están presentes en el sitio de invasión, dándole a la plaga invasora una enorme ventaja sobre las otras plagas.  

¿Cuáles son los diferentes tipos de control biológico de plagas?

The biocontrol agent, Diadromus pulchellus, attacking a leek moth pupa
El agente de control biológico, Diadromus pulchellus, ataca la pupa de la polilla del puerro. Imagen de CABI

Existen varias estrategias o tipos diferentes de control biológico: aumentativo, clásico (importación) y de conservación. 

Control biológico aumentativo 

El control biológico aumentativo se refiere a la liberación de enemigos naturales de una plaga, incluidos microorganismos, sustancias naturales, insectos y ácaros depredadores, que pueden matar o suprimir las poblaciones de plagas y enfermedades. 

La liberación puede consistir de pequeñas cantidades, pero de manera constante a lo largo del ciclo de cultivo (inoculativa) o puede ser una liberación de mayores cantidades que busca un impacto más inmediato (inundativo). 

Control biológico clásico

El control biológico clásico, también llamado control biológico de importación, consiste en la introducción de un organismo exótico para controlar una plaga en un área donde esta ha invadido.  

El objetivo no es erradicar a la especie invasora, sino bajar su densidad por debajo de un umbral ecológico o económico adecuado. 

CABI – la organización que administra el Portal CABI de BioProtection – tiene una rica historia en control biológico clásico. Investiga posibles agentes de control biológico para varias especies invasoras a nivel mundial. Su trabajo ha incluido liberaciones del agente de control biológico Diadromus pulchellus, una especie de avispa usada para el control de la polilla del puerro, Acrolepiopsis assectella, una especies invasora en Canadá. 

Control biológico por conservación 

El control biológico por conservación se refiere a la preservación – o conservación – de los enemigos naturales que existen en un ambiente dado y que controlan la población de una plaga. Esta podría considerarse una de las estrategias o tipos de control biológico más simples, ya que los enemigos naturales ya están haciendo su trabajo. El objetivo del control biológico de conservación es mantener las poblaciones del agente de control biológico. 

¿Cuáles son los diferentes agentes de control biológico? 

Nematode and egg under microscopic vision
Un nematodo es un gusano microscópico que puede ser utilizado en el control biológico de plagas y sus huevos. Imagen de CABI

Existen diferentes tipos de agentes de control biológico, incluidos los agentes microbianos, sustancias naturales, invertebrados (insectos, ácaros, nematodos) y semioquímicos. Todos estos tipos pueden causar interrupción, disuasión o muerte de las plagas y enfermedades que causan daño a las plantas. 

Agentes microbianos

En este grupo se incluye bacterias, hongos, virus y otros microorganismos que tienen la capacidad de matar plagas o combatir y prevenir enfermedades. Estos agentes microbianos han sido producidos en masa, los cuales han sido registrados como productos fitosanitarios para una amplia variedad de plagas y enfermedades en todo el mundo. 

Este método de control de plagas o enfermedades está relacionado con el uso de microbios o microorganismos, que son seres vivos muy pequeños. 

Sustancias Naturales

Las sustancias naturales son compuestos que se originan en la naturaleza, incluyendo los productos químicos naturales, y que tienen actividad antimicrobiana, insecticida o de repelencia de plagas. Pueden obtenerse a partir de plantas, animales, microorganismos, aunque no necesariamente, puesto que también pueden ser producidas de forma sintética con composición idéntica a su forma original. 

Semioquímicos  

Los semioquímicos son compuestos producidos por un animal o por una planta, los cuales producen una señal química que puede cambiar y alterar el comportamiento normal de una plaga. 

Ejemplo de estos, puede ser una feromona u otra sustancia química que emite una señal desde un organismo a otro y que modifica el comportamiento del organismo receptor. 

Agentes macrobianos

Los agentes macrobianos, o también llamados agentes invertebrados de control biológico, incluye insectos, nematodos y ácaros que, al ser liberados, pueden parasitar y/o alimentarse de las plagas. 

Los parasitoides beneficiosos, como las avispas parasitoides, pueden usarse como agentes de control biológico. Estos ponen sus huevos dentro de los huevos de la plaga, evitando así que estas se desarrollen.  

En 2021, CABI y Koppert Biologicals Systems Ltd llevaron a cabo un proyecto con el fin de manejar las poblaciones de la plaga del tomate, Tuta absoluta, en Kenia utilizando, entre otras cosas, el mírido depredador, Macrolophus pygmaeus (conocido como MIRICAL). 

Las ventajas del control biológico

A caterpillar on a tree which has a thin upper half and a normal bottom half due to a virus
Una larva de la polilla peluda infectada con el virus de la poliedrosis nuclear. Imagen de David Cappaert, Bugwood.org

Dirigido 

Cuando se utiliza un método de biocontrol, este es seleccionado por su especificidad en el combate de una determinada plaga o enfermedad de la planta, lo que resulta en un control exitoso.  

Sostenible

El uso de sustancias naturales dentro de los métodos de control biológico disminuye las probabilidad de que existan efectos adversos contra personas, la vida silvestre o el ambiente. Esto lo convierte en una solución viable a largo plazo posible de ser implementado en cualquier tipo de cultivo, como granjas, jardines privados e invernaderos. 

Costo 

En algunos casos, los productos naturales pueden obtenerse a menor precio que los pesticidas químicos sintéticos. Pero, además, a largo plazo, los productos biológicos pueden resultar muy rentables dado que promueven una mejor salud del suelo y evitan aplicaciones repetidas de plaguicidas químicos que resultan fallidas/inductoras de resistencia.  

El uso del control biológico clásico puede ser una solución permanente y autosuficiente. Una vez implementado, no es necesario volver a aplicar 

Seguridad 

En vista de que los métodos de biocontrol son obtenidos a partir de material procedente de la naturaleza, es poco probable que tengan efectos secundarios peligrosos. Desafortunadamente, es común que existan efectos secundarios de algunos de los pesticidas químicos más tóxicos, incluidos los que afectan a personas, plantas y ecosistemas tanto de forma aguda (a corto plazo) como crónica (a largo plazo). 

Resistencia  

Los controles biológicos tienen nuevos modos de acción en comparación con sus homólogos químicos, lo que ralentiza la tasa de resistencia en plagas y enfermedades, haciéndolas más manejables. Además, los científicos buscan continuamente nuevos organismos y modos de acción para estar a la vanguardia. 

Los desafíos del control biológico de plagas 

Almacenamiento

Debido a la naturaleza “viva” de los métodos de control biológico, con frecuencia se necesitan instalaciones adecuadas de almacenamiento, tales como refrigeración para mantener los componentes vivos y utilizables, a los cuales algunos productores podrían no disponer. Sin embargo, en estos casos, podría usarse un método alternativo de biocontrol, que no requiera medios de almacenamiento específicos. 

Educación 

Dado que es un método de control de plagas relativamente nuevo, es posible que algunos productores no tengan el conocimiento que necesitan para aplicar el control biológico de manera adecuada o tal vez ellos prefieran seguir usando los métodos que han probado anteriormente. 

Dicho esto, los productos de biocontrol siempre vendrán con etiquetas e instrucciones detalladas sobre cómo usarlos. Además, los asesores (cuando estén disponibles) podrán ayudar con buenos consejos sobre cómo utilizar los productos para garantizar su eficacia. 

La educación del usuario es un tema en el que CABI trabaja activamente para mejorar, incluso en proyectos como el Portal CABI de BioProtección y el programa Plantwise Plus.